La Impresora 3D ¿Cómo funciona?

La Impresora 3D ¿Cómo funciona? 

La capacidad de imprimir objetos tridimensionales sólidos con una impresora 3D ha sido anticipada con entusiasmo durante mucho tiempo, no solo por aquellos que carecen de la destreza para usar cinceles y martillos, sino también por fabricantes e investigadores que buscan desarrollar un proceso que haga posible construir una gama más amplia de objetos, como elementos arquitectónicos, implantes médicos y otros artículos, de una manera fácil y asequible. 

¿Qué es y por qué usarías una? 

Lo cierto es que este es el camino que tomará la impresión 3D en este tipo de dispositivos, cuando su valor y costos de operación bajen a precios asequibles para los usuarios habituales, sin duda los comenzaremos a ver al lado de cualquier laptop o PC en cualquier casa. Que hacen las impresoras 3DAunque todavía no han alcanzado el estatus de presencia que tienen las impresoras inkjet o láser, las impresoras 3D hoy en día son una realidad que ya ha salido de los laboratorios de pruebas. 

Sin embargo, el campo va mucho más allá porque la tecnología de impresión 3D también se utiliza en otras industrias, como la de los automóviles, para construir prototipos, lo que se traduce en un importante ahorro de costes porque se reduce el tiempo de modelado, y en componentes, el sector de la joyería, la industria del calzado y el diseño industrial. Debido a la posibilidad de utilizarlas para producir componentes, las impresoras 3D también se utilizan en las industrias aeroespacial y de ingeniería para la producción de piezas.  

Como hemos visto, la impresión 3D tiene numerosos usos y eventualmente se convertirá en una herramienta común. 

Tal vez te pueda interesar: ¿Qué es una impresora Wi-Fi o inalámbrica? 

¿Qué es exactamente una? 

Para comprender qué es una impresora 3D, imagina una máquina que pueda construir objetos físicos sólidos tridimensionales capa por capa usando un material, típicamente plástico ABS. En otras palabras, nos permite producir un objeto que podemos sostener en nuestras manos sin necesidad de ningún tipo de molde. 

La principal distinción entre las formas tradicionales de construcción de objetos y la impresión 3D, además del ahorro de tiempo es que, mientras que en el primer método el objeto a modelar se obtiene eliminando el exceso de material, en la impresión 3D solo se utiliza una cantidad exacta de material, lo que produce más ahorros y beneficios.  

Podemos imprimir objetos en varios materiales como resinas, fotopolímeros e incluso metal en otros tipos de impresoras 3D, pero el precio de estos tipos está demasiado elevado que es básicamente imposible adquirir alguna para usarla en casa o fuera del ámbito industrial. En cuanto a los materiales que utilizan para crear los objetos, estos se dividen en termoplásticos PLA o ABS, pero también existen otras opciones de materiales que puedes ser menos economicos y dependen de que tipo de impresora se está utilizando.  

Funcionamiento de una impresora 3D. 

En cuanto al funcionamiento de estas impresoras 3D, para “decirle” a la impresora qué modelar, inicialmente necesitaremos un archivo hecho con algún software de modelado 3D, como Autodesk Inventor, Solidworks o Catia. En cuanto al software, cabe señalar que también existen alternativas  

Los archivos que se necesitan para alimentar la impresora 3D contienen instrucciones especiales sobre los puntos y coordenadas que se deben seguir para la creacion del objeto y generalmente se ingresan a través de un USB, pero también existen otros modelos de impresoras 3D que permiten una conexión ethernet y una conexión directa a la computadora. Cabe señalar que los planos para la creación de objetos pueden ser creados por nosotros mismos o descargados de sitios dedicados a este propósito.