¿Cómo funciona un concentrador y qué tan útil es?

¿Cómo funciona un concentrador y qué tan útil es? 

Los concentradores todavía se usan a pesar de que ahora existen métodos alternativos para conectar dispositivos en una red local. Pero ¿qué es exactamente un concentrador, ¿cómo y cuándo se usa, y qué ventajas e inconvenientes tiene en comparación con un Switch? 

Definición de un concentrador. 

Un ejemplo de un concentrador es una red Ethernet en estrella, esto significa que utiliza un solo hub para conectar sus diversos nodos. El modelo de referencia OSI (Open Systems Interconnections) clasifica los hubs (concentradores) como elementos de la capa 1 que funcionan en la capa física.  

La función principal de los hubs es conectar varias computadoras o laptops entre sí y transmitir inmediatamente los datos recibidos.  

Generalmente vienen en plástico, requieren una fuente de alimentación externa para funcionar y tienen entre 4 y 16 puertos o conexiones físicas. Por lo general, tiene un ancho de banda máximo de 10/100 Mbit por segundo.  

La palabra “hub” es una palabra inglesa que significa “centro” o “nodo”. 

¿Cómo funciona uno? 

El concentrador recibe datos y los transmite en modo semidúplex (en ambas direcciones, pero no simultáneamente) a todos los hosts conectados a la red.  

Todos los puertos del hub se ejecutan al mismo tiempo y velocidad y están en un dominio que incluye todos los dispositivos de red conectados, o séase, un dominio de colisión.  

No tiene la capacidad de anular o desviar un receptor específico, a diferencia de otros dispositivos de red. Como funciona un concentrador

Cada vez que se realiza una transferencia de datos, todos los paquetes de datos se transmiten simultáneamente a todas las computadoras. Esto implica que todos los dispositivos reciben todos los datos, incluidos aquellos para los que en realidad no están destinados los paquetes de datos correspondientes.  

Como resultado, todos los hosts estarán ocupados y los otros dispositivos no podrán enviar ningún dato por sí mismos. 

Un concentrador se podría vincular a otro si necesita más hosts, un cable cruzado que conecta un concentrador con el otro simplificaría esta conexión. Sin embargo, la regla 5-4-3 impone automáticamente un límite de host. Esta regla establece que entre dos terminales se pueden utilizar un máximo de cinco segmentos con cuatro repetidores. Además, todo el ancho de banda es compartido por los hosts conectados al concentrador. Las reducciones de velocidad son el resultado inevitable de esto, especialmente cuando se envían grandes paquetes de datos. 

Tal vez te pueda interesar: ¿Qué es una impresora Wi-Fi o inalámbrica? 

Los inconvenientes de una red hub 

Una red con hubs es particularmente vulnerable a fallas de seguridad además de las deficiencias de velocidad ya mencionadas, la falta de flexibilidad en términos de transferencia de datos y destinatarios elegidos, y la falta de flexibilidad en términos de almacenamiento de datos.  

Dado que la red, por ejemplo, no se puede pausar y el tráfico de datos no se puede asegurar. Cada host conectado se ve afectado inmediatamente por cualquier problema de seguridad o privacidad. 

Los hubs en la sociedad moderna 

Los concentradores se utilizan cada vez menos hoy en día por las razones mencionadas anteriormente. Dado que la cantidad de datos que se transfieren está creciendo, su falta de flexibilidad y su lentitud son desafíos importantes.  

La expansión de redes heredadas es un área de aplicación central que todavía se usa ampliamente en la actualidad. Se pueden utilizar para distribuir contenido multimedia a varios dispositivos.   

las distinciones entre un conmutador y un concentrador. 

Se puede decir que la era de los hubs está llegando a su fin a pesar de los usos que los hubs siguen teniendo en la actualidad, puesto que la tecnología de la información sigue evolucionando. Los concentradores se han descartado desde 2011 de acuerdo con los estándares IEEE 802.3, desarrollados por el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos.  

  • El conmutador o switch es una evolución de su predecesor anterior, el concentrador, y existen numerosas razones por las que fue remplazado.  
  • El conmutador, a diferencia del concentrador, permite la comunicación full-duplex o el envío y la recepción de datos simultáneamente.  
  • El ancho de banda del conmutador no tiene restricciones ni cambios.  
  • A diferencia del switch, que permite la selección de dispositivos finales específicos, el concentrador siempre envía todos los datos simultáneamente a todos los hosts. 
  • Dado que el conmutador opera en la capa 2 del modelo de referencia OSI, teóricamente es capaz de crear dominios de colisión únicos para cada puerto individual.  
  • Para permitir una segmentación precisa, se examinan las direcciones MAC de los paquetes de datos y, como resultado, los dispositivos finales para los que no están destinados los datos relevantes se excluyen según sea necesario.  
  • Los conmutadores fueron más costosos que los concentradores durante mucho tiempo debido a sus ventajas obvias. Sin embargo, los precios han disminuido con el tiempo. 

En conclusión. 

Aunque los concentradores alguna vez fueron la única forma de conectar dispositivos en redes locales, este ya no es el caso.  

La tecnología Hub sigue siendo útil en un número muy limitado de situaciones, como el análisis de redes, la extensión de redes existentes (sin necesidad de seguridad) o el flujo continuo (streaming) de varios tipos de contenido multimedia. Además, la tecnología más reciente es sin duda la más recomendada porque los precios de hub y switch ya son bastante comparables.