La Limpieza de la Computadora y su importancia

La Limpieza de la Computadora y su importancia 

Como todas las cosas, las computadoras requieren una cuidadosa limpieza mantenimiento en caso de que algo salga mal. En particular, una computadora tiene dos cosas separadas que cuidar: El hardware (la parte física) y el software (los programas y la información que contiene la computadora). La limpieza de la computadora se entiende como un conjunto de El mantenimiento de los dispositivos que usasacciones que se deben realizar periódicamente para mantener el equipo en las mejores condiciones y poder detectar a tiempo cualquier señal de falla o daño en sus componentes. 

Existe una diferencia significativa entre el mantenimiento del hardware y del software; el mantenimiento de la parte física, el funcionamiento óptimo de los programas y la conservación de los datos tienen tareas diferentes. En la primera parte, hablaremos sobre el hardware y, en la siguiente sección, describiremos las tareas de mantenimiento que debemos realizar para mantener nuestros programas y datos seguros y organizados para un uso y rendimiento óptimos. Generalmente, se requieren ciertas condiciones ambientales para funcionar de manera efectiva, y estas condiciones deben controlarse y mantenerse dentro de ciertos parámetros. Nunca expongas la computadora al agua o humedad excesiva y cuidado con las temperaturas muy altas y la luz solar directa. 

Evita golpearla tanto como sea posible. Y ten en cuenta que cada vez que necesites mover o limpiar el dispositivo y sus periféricos, apágalo y desconecta el cable de alimentación. 

¿Por qué limpiarlas?  

El entorno alrededor de las computadoras ha demostrado ser un imán de polvo; Por ejemplo, el polvo junto con la humedad pueden ser un fuerte conductor de electricidad, lo que puede provocar la falla de los componentes electrónicos del dispositivo; asimismo, el polvo acumulado puede reducir la eficiencia de los ventiladores de enfriamiento y puede actuar como una manta aislante. No permitas que irradie lejos del componente. También puede provocar atascos, pérdida de velocidad o ruido de las piezas mecánicas. Las principales razones por las que una computadora se ensucia son el polvo ambiental, la electricidad estática, el calor, la humedad y lugares inadecuados como la cocina o incluso una ventana. 

Una de las recomendaciones generales para mantener tu computadora limpia es proporcionar cubiertas para la pantalla, la carcasa (CPU), el teclado y la impresora. Evita materiales que se manchen fácilmente o generen grandes cantidades de electricidad estática. También se recomienda lavarse las manos antes del uso y, lo más importante, no fumar, beber ni comer, y evitar en lo posible tener animales cerca del lugar de uso del equipo, ya que suelen soltar pelo. En cuanto a los electrodomésticos los que más les afectan son los ionizadores y vaporizadores. 

Tal vez te pueda interesar: ¿Qué es la impresión digital? 

¿Con qué se limpia?  

Los usuarios necesitan dos paños que no suelten pelusa ni rayones, un poco de alcohol isopropílico y un cepillo suave. También puedes usar una aspiradora especial para este tipo de tareas o, si no tienes una, una aspiradora doméstica con una boquilla estrecha que encaje entre los espacios dentro de la unidad. Otro equipo muy útil es una herramienta que parece una aspiradora pero que sopla aire. Siempre se debe tener en cuenta que no se deben usar líquidos para la limpieza, excepto en algunos casos que se describe. 

¿Con qué frecuencia se debe realizar el mantenimiento?  

Se deben considerar como elementos las horas de operación por día, el tipo de operación realizada, el ambiente (polvo, calor, humedad, etc.), el estado general (si es nuevo o con mucho uso) y los resultados de la última limpieza de la computadora. Para los sistemas de uso personal que operan aproximadamente cuatro horas por día y funcionan en un entorno favorable durante dos años o menos sin fallas críticas, se recomienda la limpieza de la computadora cada dos o tres meses de operación, aunque se puede realizar algún mantenimiento activo según sea necesario.